Seguros de viaje y Tarjeta Sanitaria Europea

La primera vez que contratamos un seguro de viaje fue cuando fuimos a Nueva York. Conocíamos los altísimos precios de la Sanidad en Estados Unidos y sabíamos que contratar un seguro de salud era fundamental. Sin embargo, la mayoría de los seguros te incluyen también otras coberturas, como, por ejemplo, seguros de cancelación, de pérdida de equipajes, de pérdida de conexiones, de representación legal en caso de problemas en el país…

seguro

Algunas cuestiones clave sobre los seguros de viaje

¿Dónde necesitas seguro de viaje adicional?

Básicamente, es recomendable viajar siempre con un seguro de viaje. Este debe cubrir al menos los gastos de salud que puedas necesitar en el país de destino.

En los países de la Unión Europea estarás cubierto por la Seguridad Social, por lo que no es necesario contratar un seguro de salud. Sin embargo, sí es importante que pidas la Tarjeta Sanitaria Europea.  

 

¿Qué coberturas tiene el seguro de viaje?

En general, los seguros te cubrirán las enfermedades comunes (por ejemplo, una gastroenteritis) y accidentes que puedan ocurrir haciendo actividades turísticas (por ejemplo, resbalar en una escalera). Si haces actividades de aventura o deportes de riesgo, necesitarás contratar un seguro específico o puedes encontrarte con que tu seguro de viaje no te cubra un accidente haciendo senderismo, por ejemplo.

Es muy importante que te leas las condiciones específicas del seguro de viaje: qué te cubre, en qué cantidad y si tiene algún tipo de franquicia. A continuación un ejemplo de las garantías del último seguro de viaje que contratamos para que puedas ver los límites de gasto que comentaba:

Extracto seguro de viaje
Extracto seguro de viaje con los límites cubiertos

Además, no está de más que te leas las condiciones generales (suelen ser un montón de páginas) para que sepas en qué casos no estarás cubierto o qué necesitas presentar para poder tener la cobertura. No suelen cubrir gastos en casos de ataques terroristas o desastres naturales, por poner un ejemplo.

Los seguros de viajes, además, suelen incluir coberturas como indemnizaciones por retraso del vuelo, pérdida de equipajes, por overbooking, por cancelación…

 

Algunas recomendaciones:

  • Tendrás que reclamar a la compañía aérea y presentar los justificantes. Asegúrate bien en las condiciones. En muchos casos, las garantías que te ofrece el seguro son las obligatorias por ley para las compañías aéreas que operan en la Unión Europea, así que tendrás esos beneficios en cualquier caso. Si estás fuera de la Unión Europea, es posible que el seguro tampoco te cubra.
  • A veces te encuentras en circunstancias personales inestables: tienes a un familiar enfermo, pendiente de un cambio de trabajo, a la espera de un juicio… Para ello, están los seguros de cancelación, pero ¡ojo! no todo vale y tienes que contratar el seguro a la vez que el viaje. Si lo haces después, puedes no tener derecho a la devolución del importe. También es posible que consigas el reembolso de solo una parte por los límites de las coberturas. De nuevo, la clave está en las condiciones del seguro. Es un rollo, pero lee bien las condiciones antes de contratar nada.
  • En ocasiones, tenemos contratados seguros sin saberlo. Las tarjetas de crédito y algunos seguros de salud en España incluyen seguros de viaje en las pólizas. Infórmate bien antes de viajar y, si consideras que sus coberturas son suficientes, tal vez puedas ahorrarte el seguro de viaje.
  • Al igual que existen comparadores de seguros para el coche, tienes comparadores de seguro de viaje, como, por ejemplo, Rastreator.
  • En el caso de tener que usar el seguro de viaje, es posible que tengas que adelantar el gasto médico y que luego la aseguradora te lo devuelva. En el caso de gastos muy altos, por ejemplo, una hospitalización, puede ser un problema. Te recomendamos informarte también de este punto.
Tarjeta Sanitaria Europea

Algunas cuestiones clave sobre la Tarjeta Sanitaria Europea

¿Qué es la Tarjeta Sanitaria Europea?

Con la Tarjeta Sanitaria Europea podrás recibir prestaciones sanitarias durante tu viaje a los países de la Unión Europea, del Espacio Económico Europeo y Suiza. Es importante tener en cuenta que la Tarjeta Sanitaria Europea no garantiza las mismas condiciones de asistencia sanitaria que en España, sino que serán las condiciones del país que estés visitando, por lo que es posible que tengas que hacer algún pago de tasas, no cubra determinados medicamentos o servicios, etc.

Además, la Tarjeta Sanitaria Europea no es un seguro de viaje, por lo que únicamente cubrirá el tratamiento de salud. Es decir, no cubrirá cancelaciones, retrasos, pérdidas de equipaje… Para ello, tendrás que contratar un seguro de viaje.

 

¿En qué países es válida la Tarjeta Sanitaria Europea?

La Tarjeta Sanitaria Europea es válida en:

  • Unión Europea: Alemania, Austria, Bélgica, Bulgaria, Chipre, Croacia, Dinamarca, Eslovaquia, Eslovenia, Estonia, Finlandia, Francia, Grecia, Hungría, Irlanda, Italia, Letonia, Lituania, Luxemburgo, Malta, Países Bajos, Polonia, Portugal, Reino Unido, República Checa, Rumanía, Suecia
  • Espacio Económico Europeo: Islandia, Liechtenstein, Noruega y
  • Suiza.

¿Cómo solicitar la Tarjeta Sanitaria Europea?

La Tarjeta Sanitaria Europea se puede pedir muy cómodamente de forma online en este enlace. Únicamente tendrás que rellenar los datos y te la enviarán a casa sin coste en aproximadamente unos 10 días.

También puedes pedir la tarjeta de manera presencial en los Centros de Atención e Información de la Seguridad Social solicitando cita previa.

+ Información sobre la Tarjeta Sanitaria Europea

 

¿No encuentras algo?
¿Te gusta? ¡Síguenos!
¡Descarga nuestra guía!
Guía gratis de Costa Rica