que-ver-en-La-Graciosa
La Graciosa

¿Qué ver en La Graciosa?

el
15/09/2020

La Graciosa es pequeña, de modo que con un día podrás visitar la mayoría de los puntos de interés de esta isla canaria. En este post, te contamos qué ver en La Graciosa.

Al final del post, además, encontrarás un mapa con la localización de estos puntos que visitar en La Graciosa. 

Índice del contenido del post

Qué ver en La Graciosa
Caleta de Sebo
– Playa del Conejo
– Pedro Barba
– Bufadero
– Playa de La Lambra
– Los Arcos
– Montaña Bermeja
– Playa de Las Conchas
– Montaña Clara
– Montaña Amarilla, Playa de la Cocina, Playa de la Francesa
– Extra: Piscinas naturales

Mapa de lugares que ver en La Graciosa

Caleta de Sebo 

Caleta-de-Sebo-La-Graciosa
En Caleta de Sebo, La Graciosa, sorprende y encanta lo pequeño que es todo.

Tras media hora desde Lanzarote, el barco atracará en el puerto de Caleta de Sebo (en este enlace te dejamos toda la información sobre cómo llegar a La Graciosa). Nos recibirá una pequeña localidad de casas blancas, una bahía de aguas turquesas y carreteras de arena con el regusto de antaño. Pese a ser el principal núcleo de población de La Graciosa, sorprende y encanta en la misma medida lo pequeño que es todo: su pequeña iglesia, sus pequeños supermercados, un pequeño centro de salud… y un museo que cuenta con el privilegio de ser el más pequeño del mundo, el Museo Chinijo. 

Un consejo: 
Caleta de Sebo es el único lugar de la isla donde encontrarás restaurantes, tiendas o cualquier otro servicio. Súrtete bien aquí antes de salir a recorrer la isla, ya que no encontrarás agua ni comida en ningún otro lugar. 

Playa del Conejo

Playa-del-Conejo-La-Graciosa
Vistas panorámicas hacia la playa del Conejo, La Graciosa

Al norte de Caleta de Sebo, se encuentra la playa del Conejo, una minúscula bahía de arena blanca y aguas turquesas entre roca volcánica y montañas de arena. Si el mar no está revuelto, es estupenda para darse un chapuzón, aunque es conveniente tener cuidado con las corrientes. 

Desde esta playa virgen, se disfruta de una espléndida panorámica con los acantilados de Lanzarote y el Río como telón de fondo. A lo lejos se dibuja la estampa del tranquilo pueblecito de Pedro Barba.

¿Cómo llegar? En bicicleta o a pie.

Pedro Barba 

Pedro-Barba-La-Graciosa
Pedro Barba es uno de los dos núcleos urbanos de La Graciosa
Playa de Pedro Barba, La Graciosa

Dormido en el tiempo, se encuentra Pedro Barba, con sus casas blancas, bañadas por la arena y el picón, donde el silencio suena a silencio y el reloj se para. No encontrarás aquí ni tiendas ni restaurantes. Únicamente verás un pequeño muelle, donde atraca algún water taxi de vez en cuando, rompiendo la diversión de niños y mayores, que se lanzan desde lo alto del muelle al agua. 

¿Cómo llegar? En bicicleta, a pie o en taxi (jeeps). 

Bufadero 

Bufadero-La-Graciosa
Bufadero en La Graciosa

Si bien los días de mar en calma son estupendos para disfrutar de las solitarias playas de La Graciosa, los días de mar bravo traen el espectáculo del bufadero (o bufón). La fuerza del mar estalla contra las paredes de roca y el agua sale despedida por esta chimenea de origen natural, alzándose varios metros de altura.  

Un consejo: 
No es una visita especialmente recomendada si el mar está en calma, ya que únicamente verás un agujero de roca volcánica en el suelo. Si el mar está bravo, disfruta del espectáculo a distancia. Acercarse demasiado puede ser peligroso.

¿Cómo llegar? En bicicleta o a pie. 

Playa de La Lambra 

Playa-de-La-Lambra-La-Graciosa
Conchas en la playa de La Lambra, en La Graciosa
Playa-de-La-Lambra-La-Graciosa

Siguiendo nuestra ruta hacia el norte, nos dirigimos a la playa de La Lambra. Esta playa escondida entre montañas de arena blanca y rocas volcánicas se encuentra a la merced de las mareas. Aquí viene a parar todo aquello que el mar trae a la isla. Esto le ha valido el apodo con el que nos la presentaron a nosotros, la playa de La Basura.

A veces llegan restos de plástico y latas, algunos desde lugares de lo más exóticos. Nosotros tuvimos la suerte de encontrar sobre todo muchísimas caracolas y conchas marinas y, honestamente, deseamos que así sea la mayor parte del tiempo.  

Desde esta playa, también podrás disfrutar de unas preciosas vistas de Alegranza y el Roque del Este. Junto con La Graciosa, Montaña Clara y el Roque del Oeste, conforman Archipiélago Chinijo, un espacio natural protegido y la mayor reserva marina de la Unión Europea. 

¿Cómo llegar? En taxi, bicicleta o a pie. 

Los Arcos 

Los-Arcos-La-Graciosa
Los Arcos, formaciones de roca volcánica en La Graciosa

A apenas unos minutos de la playa de Lambra se encuentran Los Arcos o Arco de los Caletones, varias formaciones de roca volcánica que el mar ha ido moldeando a lo largo de los años. Conviene ser cuidadoso y no acercarse demasiado para evitar caer al mar. La imagen es igualmente preciosa sin necesidad de correr riesgos innecesarios. 

Esta es una de las paradas habituales en los recorridos por la isla. Por ello, es posible que encuentres más visitantes que en otras zonas. 

¿Cómo llegar? En taxi, bicicleta o a pie. 

Montaña Bermeja 

Montaña-Bermeja-La-Graciosa
La Montaña Bermeja, en La Graciosa, se caracteriza por su color rojizo
Si no me acerco a ver qué es este hueco en la Montaña Bermeja me da algo. ¿Qué es? A nosotros nos pareció un simple hueco, ¿y a ti?

En nuestra ruta por el norte de la isla, vemos cómo al pie de la carretera se alzan los 157 metros de la Montaña Bermeja, un volcán de piedra rojiza que nos marca la puerta a la idílica playa de Las Conchas. 

Si queremos una panóramica de la playa a vista de pájaro, en uno de los laterales del volcán encontrarás un sendero hasta el cráter del volcán, que hace las veces de mirador. 

¿Cómo llegar? En taxi, bicicleta o a pie. 

Playa de Las Conchas 

Playa-de-Las-Conchas-La-Graciosa
La de Las Conchas es una de las playas más bonitas de La Graciosa

Y llegamos a la joya de la isla, la Playa de Las Conchas, que se ha ganado el mérito de ser reconocida como una de las playas más bonitas de la isla, si no la que más. A los pies de la Montaña Bermeja, se encuentra esta playa de ensueño de arena dorada y aguas turquesas, con vistas al islote de Montaña Clara. 

A pesar de que no tuvimos la suerte de disfrutar de un día despejado que nos permitiera conocer la playa en todo su esplendor, no nos cabe duda de su belleza. Incluso en un día nublado, se intuye el turquesa del mar, que debe deslumbrar cuando el cielo brilla de azul. 

Si bien su estampa es de ensueño, te recomendamos ser precavido si decides darte un baño en sus aguas. Es una playa peligrosa y con corrientes. 

¿Cómo llegar? En taxi, bicicleta o a pie. 

Montaña Clara 

Desde la Playa de las Conchas, podrás disfrutar de una de las mejores vistas de Montaña Clara desde la isla de La Graciosa. Este pequeño islote de origen volcánico entre Alegranza y La Graciosa adopta su nombre por su color amarillento, que contrasta con el rojizo de la cercana, aunque separada por el mar, Montaña Bermeja. 

Montaña Amarilla, Playa de la Cocina y Playa de la Francesa 

En la zona sur de la isla, se encuentran Montaña Amarilla, la Playa de la Cocina y la Playa de la Francesa. Montaña Amarilla es otra de las montañas de colores que podrás visitar en La Graciosa y que, como su propio nombre indica, tiene un color amarillento. 

Las Playas de la Cocina y la Francesa, junto con las Conchas, son reconocidas como las playas más bonitas de la isla, aunque sobre gustos no hay nada escrito y yo me quedé encantada con la playa del Conejo. 

Desafortunadamente, en este viaje no pudimos acercarnos a conocer la zona sur, así que nos quedan pendientes para otro viaje la Montaña Amarilla, la playa de La Cocina y la de La Francesa. Esperamos que no en mucho tiempo podamos actualizar este post y contar nuestra experiencia por esta zona de la isla de La Graciosa. 

Extra: Piscinas naturales en La Graciosa

Hemos dejado este lugar para el final porque nos pidieron que fuera un secreto, que no contásemos donde está. Parece increíble que en la era de Google Maps, la geolocalización e internet, cuando parece que todo está ya descubierto, aún queden rincones así por explorar. Este lugar no aparece en las guías de La Graciosa y belleza no le falta para aparecer en las recomendaciones. Nosotros tampoco sabíamos dónde estaba exactamente y salimos en su busca. 

Se trata de una zona de piedra negra volcánica donde, durante la bajamar, se forman unos charcos enormes con cierta profundidad, con unas vistas espléndidas del océano Atlántico. Si tienes tiempo en la isla, merece la pena ir en su busca, pero cumpliremos con nuestra palabra y no te diremos dónde están. Te tocará vestirte de explorador e ir en su busca si quieres conocerlos. 

Mapa de los lugares que ver en La Graciosa

¿Nos hemos dejado en el tintero alguno de los lugares que hay que ver en La Graciosa sí o sí?

¿Cuál consideras que no se debería perder ningún viajero? ¿Cuál es tu favorito? ¡Cuéntanoslo en los comentarios a continuación!

TAGS
POSTS RELACIONADOS

DÉJANOS UN COMENTARIO

¿No encuentras algo?
¿Te gusta? ¡Síguenos!
¡Descarga nuestra guía!
Guía gratis pdf Riviera Maya

Guía gratis pdf Riviera Maya