Alojamiento

Si el precio del billete nos puede hacer decidirnos por un destino u otro, el coste del alojamiento puede ser una baza muy interesante para compensar el coste del billete y conseguir hacer el viaje que nos apetece ajustado a nuestro presupuesto.

Internet ha multiplicado exponencialmente las opciones de alojamiento a la hora de viajar. Ya no es necesario ir a un hotel, sino que puedes hospedarte en apartamentos, en habitaciones en pisos compartidos, en campings, en B&B, en cabañas, hacer coach surfing… y cada día surgen nuevas ideas que hacen los viajes más económicos y más entrañables.

Considera cualquier alojamiento que pueda ser adecuado para ti:

Nosotros que ya pasamos los 30, hay opciones que ya no consideramos. Por ejemplo, hacer coach surfing no es algo que nos apetezca mucho, pero sí que consideramos el resto de las opciones. Puedes encontrar lugares limpios, cómodos y bien equipados en todos los casos. Lo importante es encontrar el que se ajuste a tus requisitos y al tipo de viaje que te apetezca. La época en que la norma era ir a un hotel ya ha quedado atrás.

Ten en cuenta el país al que viajas:

Dependiendo del país y la ciudad, encontrarás alojamientos más o menos económicos y con unos servicios u otros. Hay países en los que podrás alojarte en un hotel de 4* por apenas 15€/persona/noche con todos los servicios propios de un hotel de 4* y otros casos en los que no encontrarás nada por menos de 60€/persona/noche. Una diferencia de precio así puede hacer que pagues por el alojamiento en un viaje de 10 días: 150 o 600€ por persona, lo que afectará considerablemente al presupuesto de tu viaje y ni siquiera tendrás las mismas condiciones. En conclusión, mira muy bien los precios del país que te interesa. A veces un viaje más lejos puede salirte muchísimo más barato que uno a la vuelta de la esquina.

¿Dónde mirar?

En este caso, hay incluso más opciones que con los vuelos.

Los comparadores de hoteles como www.trivago.es/ pueden ahorrarte mucho tiempo para comparar precios de determinados tipos de alojamiento, pero no te olvides de que la reserva la harás en otra página, así que compra solo en páginas de confianza.

Booking (www.booking.com) tiene de todo un poco: hoteles, apartamentos, B&B, hostales… Es una de mis favoritas para reservar porque es segura y tiene mucha variedad. Fácil, cómodo y rápido.

Cuando estamos decididos que lo queremos es un apartamento o un piso, también buscamos en Airbnb (www.airbnb.es). Su funcionamiento es algo diferente al de otras webs, ya que trabajan específicamente con casas (apartamentos, pisos…) y habitaciones. Aquí alquilarás directamente a un propietario (como si fueras a alquilar un piso para vivir) y lo gestionarás todo directamente con él. Los check in y check out generalmente son menos flexibles que en un hotel (aunque cada vez hay más casos en los que puedes hacer check in de forma autónoma), pero puedes encontrar alojamientos con cualquier comodidad que desees. Desde mi punto de vista, en Airbnb encontrarás los mayores extremos: desde casas de ensueño a cuchitriles que no merecen la pena.

Otras opciones: Campings, coach surfing… Hace muchísimos años solía ir de camping con mis padres y comprábamos esas guías gordotas en las que aparecían todos los campings de Europa. Ahora ya no suelo hacerlo, de modo que no soy muy buena persona para aconsejar sobre este tipo de viajes. Y lo mismo con el coach surfing… pero estoy segura de que, buscando en Internet, encontrarás un millón de foros donde habrá mucha gente dispuesta a ayudarte si esta es la opción que mejor te viene.

Algunas recomendaciones a la hora de seleccionar tu alojamiento