Templo-de-Baco-El-Capricho
Madrid

14 paradas en El Capricho que no te puedes perder

el
24/11/2020

El Retiro, la Casa de Campo… nos suenan a todos. Sin embargo, el parque de El Capricho, en Madrid, es aún desconocido para muchos viajeros. Te proponemos un recorrido y te contamos todos los detalles para tu visita.

Índice de contenido del post

Qué ver en El Capricho
1. Casa de la Vieja y el Polvorín
2. Jardín de Flores y Casino de Baile
3. Lago de El Capricho
4. Puente de Hierro
5. La Ermita
6. Jardín de juegos
7. La Batería
8. Estatua de Saturno
9. El Abejero
10. Templo de Baco
11. Búnker de El Capricho
12. Palacio de los Duques de Osuna
13. El Parterre y el Laberinto
14. Exedra

Información práctica
¿Cómo llegar?
Mapa con el recorrido por El Capricho
Horarios
Precios
Normas

¿Qué ver en El Capricho? 

Esto es lo mejor de El Capricho. No es un simple parque. Es una explosión de estímulos para la vista y el escenario perfecto para los aficionados a la fotografía, que encontrarán entornos para todos los gustos y estilos. Una casita de cuento, un templo de estilo clásico, un laberinto… El Capricho tiene todos los ingredientes para sorprenderte a cada paso. 

Si te gusta planificar y conocer un poquito más de los lugares que visitas, sigue leyendo. Te proponemos un recorrido por el parque con lo mejor de lo mejor y al final te incluimos un mapa para guiarte en tu recorrido. 

1. Casa de la Vieja y el Polvorín

Casa-de-la-Vieja
Casa de la Vieja, justo a la entrada del parque
Polvorín-El-Capricho
Puerta del Polvorín

Comenzamos nuestra visita por la Casa de la Vieja, una construcción del siglo XVIII, que imita una casa de labranza y cuyo objetivo era meramente ornamental. Aunque su interior ahora está vacío, en su momento la casa estaba amueblada y contenía diversos enseres, así como dos autómatas, a los que años después se añadió un tercero.

Continuamos avanzando por este sendero del parque y, a medio camino, antes de llegar al casino, pasaremos junto a un edificio casi olvidado y prácticamente oculto entre la vegetación. Se trata de un antiguo polvorín de la Guerra Civil, construido por el bando republicano durante la guerra. 

2. Jardín de Flores y Casino de Baile

Jardín-de-Flores-El-Capricho
Jardín de Flores de El Capricho
Casino-de-Baile-El-Capricho
Casino de Baile, El Capricho

Si continúas andando, llegarás al final del sendero, donde se encuentran el jardín de flores, a la izquierda, y el Casino de Baile, a la derecha. Siguiendo las instrucciones de la duquesa de Osuna (puedes conocerla un poco mejor en este cuadro de Goya), este edificio con planta octogonal se construyó en una localización muy particular, en lo alto y justo encima de un pozo. 

Precisamente de este antiguo pozo, emana el agua que alimenta el arroyo a través de una curiosa y característica fuente con forma de jabalí. 

3. Lago de El Capricho, quiosco embarcadero, Casa de Cañas y Pabellón de Esteras 

Continuamos nuestro recorrido avanzando por el sendero entre árboles frondosos junto al canal. Aunque hoy es estrecho y sin demasiada agua, en su momento era la vía de acceso para los elegantes invitados de la duquesa de Osuna, que llegaban desde el embarcadero hasta el casino a bordo de sus embarcaciones y falúas. 

Siguiendo el cauce del agua, llegaremos hasta el lago de El Capricho, una laguna coronada por una isla con una cascada y un monumento al III Duque de Osuna. En este espectacular entorno, flanqueado por el quiosco del embarcadero, la Casa de Cañas y el Pabellón de Esteras, viven felices los patos del parque y los insólitos cisnes negros, ya más que acostumbrados a los visitantes y a ser el foco de todas las fotografías.

4. Puente de hierro de El Capricho

Puente-de-Hierro-El-Capricho
Puente de Hierro, El Capricho

Atravesando la ría, se encuentra el Puente de Hierro de El Capricho, que cuenta con el honor de ser el puente de hierro más antiguo de España, construido en 1830. Sin embargo, por sus reducidas dimensiones y escasa complejidad, suele ser el Puente de Triana de Sevilla el que reciba este reconocimiento.

Hoy únicamente podemos disfrutar del puente desde el suelo, ya que no está permitido cruzarlo ni subir a sus escaleras. Qué pena, ¿no te parece? 

5. La Ermita 

Ermita-El-Capricho
Ermita de El Capricho

Para continuar nuestra visita, nos adentramos hacia lo profundo del parque. Escondida en un entorno lleno de árboles y flores, la ermita parece una iglesia sacada de un cuento de hadas. Precisamente, esta ermita, junto con otros elementos del parque, fue construida como parte de una escenografía que idealizaba la vida rural. 

Sin embargo, la ermita llegó a ser algo más que un capricho ornamental. En este pequeño edificio vivió Fray Arsenio, un mendigo al que acogieron los duques de Osuna en su ermita a cambio de convertirse en ermitaño. Cuando llegó el final de sus días, Fray Arsenio fue enterrado en una tumba con forma de pirámide junto a la ermita, que hoy todavía se conserva. A partir de 1816 y a falta de ermitaño, los caprichosos duques colocaron un autómata para representar a los ermitaños de la vida rural. 

6. Jardín de Juegos 

Nos alejamos de la ermita para continuar nuestro recorrido. Nos acercamos al Jardín de Juegos, uno de los elementos que no podía faltar en este entorno concebido con un objetivo lúdico y de esparcimiento. 

Aquí, los nobles aprovechaban los días de buen tiempo mientras disfrutaban de pequeñas atracciones de la época, como un columpio y el juego de la sortija, una especie de tiovivo de madera, con dos caballitos y dos cestas de globo.

7. La Batería 

Tras visitar el casino y el Jardín de Juegos, sorprende encontrarse con La Batería, una construcción de ladrillo con un foso, que sin duda contrasta con el carácter recreativo (y casi hedonista) del parque. Sin embargo, su construcción es también de la época y, de hecho, aparece ya citado en un inventario de 1829. ¿Por qué un fortín junto a un Jardín de Juegos?

8. Estatua de Saturno 

Estatua-de-Saturno-El-Capricho
Saturno devorando a uno de sus hijos, El Capricho

Continuamos por el sendero hasta llegar a un claro en el bosque, un espacio circular, con seis calles radiales y en cuyo centro se erige una columna, coronada por una estatua. Si el fortín nos llamó la atención en contraste con el entorno del parque, Kiko se llevó una verdadera sorpresa al ver esta columna y la estatua que la corona. 

Esperaba la típica imagen religiosa o de una virgen. Sin embargo, rompiendo con la serenidad del parque y sobre todo rompiendo con nuestros esquemas, la estatua representa la despiadada imagen mitológica de Saturno devorando a uno de sus hijos, ante el temor a llegar a ser destronado por alguno de ellos. 

9. El Abejero

Uno de los grandes edificios que se pueden encontrar en El Capricho es el Abejero. Esta construcción simboliza la producción de la miel y en su parte trasera se localizan las trampillas para que puedan salir las abejas. 

¿Sabías que…?

En su interior, se alojó durante un tiempo una escultura de Venus que se encontraba originalmente en el templo de Baco. Sin embargo, con la ruina de los Osuna, la escultura fue subastada y adquirida por Alicia Koplowitz. En 2013, la empresaria madrileña encargó una réplica exacta de la original y la donó a la ciudad de Madrid. Hoy la réplica se exhibe en El Abejero. 

10. Templo de Baco 

Templo-de-Baco-El-Capricho
Templo de Baco, en El Capricho, Madrid

Dejamos atrás el Abejero, para seguir viajando por la mitología clásica. Continuando por los senderos arbolados, llegaremos a un nuevo claro. En lo alto de una colina de césped y elevado sobre un podio con cinco escalones de piedra, se erige el templo de Baco, uno de los lugares más fotogénicos del parque. 

Este templete actualmente muestra una escultura de Baco, el dios del vino para los antiguos romanos. Sin embargo, en sus inicios, en el interior de este pequeño templo se alzaba una estatua en honor a Venus, la diosa romana del amor, la belleza y la fertilidad. 

Un consejo:
Este templete, además de ser una de las estampas más bonitas del parque, cuenta también con unas vistas excepcionales, de las que se puede disfrutar desde los bancos de mármol que hay en su interior.

11. Búnker de El Capricho 

El búnker de El Capricho es otra de las joyas de este parque. Sin embargo, resulta bastante complicado conseguir entradas para la visita. Nosotros tuvimos que contentarnos con verlo por fuera (no se ve nada), ya que es bastante complicado conseguir entradas. Son gratuitas y se agotan en cuestión de minutos según se abre la reserva.

Ahora, además, debido al coronavirus, las visitas son aún más restringidas, por lo que conseguir entrada es aún más complicado. Solo esperamos poder visitarlo algún día. Si te animas a intentarlo, aquí te dejamos el enlace para reservar tu entrada para visitar el búnker de El Capricho

12. Palacio de los Duques de Osuna y Fuente de los Delfines 

Palacio-de-los-Duques-de-Osuna-El-Capricho

Junto al búnker, se encuentra el Palacio de los Duques de Osuna. Tras la muerte de la duquesa, el jardín y el palacio fueron pasando por diferentes manos y diferentes usos, incluyendo su uso como cuartel general de los republicanos durante la Guerra Civil Española. 

En 1974, el Ayuntamiento de Madrid compra El Capricho y, en 2001, se abre al público. A pesar de la apertura del jardín al gran público, el Palacio continúa en desuso. Solo más recientemente se ha planteado su restauración y se espera que el museo se abra en 2021.

¿Sabías que…?

La película española de 1960 Un rayo de luz, que protagonizaba Marisol, fue rodada en el Parque de El Capricho. La vi de pequeña (a mi madre le encantaba) y no recordaba las localizaciones, pero al buscar algunas tomas, sorprende ver el parque hace ya 60 años. ¿Vas a ir a curiosear? 😉

Justo frente al Palacio nos encontramos con la Fuente de los Delfines, una fuente con unos ¿delfines? (parecen más bien unos peces turbios) en su base y unas ranas en la parte superior. Desde aquí se abre un precioso camino rodeado de setos, el Parterre. 

13. El Parterre y el Laberinto 

El Parterre
Laberinto-El-Capricho
El Laberinto de El Capricho

Avanzando por el parterre, a nuestra izquierda los setos comienzan a dibujar formas serpenteantes, formando un laberinto. Aunque parece que normalmente se puede visitar, cuando nosotros visitamos el parque estaba cerrado, así que solo pudimos verlo desde el parterre. 

14. Exedra

Exedra-El-Capricho

Llegando al final del parterre, nos encontramos con el último capricho de este jardín: la Exedra. Este pequeño templete, concebido inicialmente como fuente, consiste en cuatro columnas que sostenían una cúpula. 

A lo largo de los años, sufrió importantes daños: fue abandonado, fue fruto del vandalismo y hasta le llegó a caer un árbol encima durante una tormenta. Cuando la propiedad pasa al ayuntamiento de Madrid, el recinto se encuentra entre ruinas y maleza y no se recupera hasta que se inician las labores de restauración en los años 80. Hoy no cabe duda del esplendor del que debió gozar en sus años dorados. 

Información práctica para El Capricho 

¿Cómo llegar al parque de El Capricho?

El parque de El Capricho es muy accesible tanto en transporte público como privado.

En coche

Si vas en coche, tienes un aparcamiento público y gratuito muy cerca del parque. Si no encuentras aquí, también es posible dejar el coche en el aparcamiento del Parque Juan Carlos I, que está bastante cerca también. Te indicamos ambos aparcamientos en el mapa. 

En transporte público

  • En metro, puedes llegar en la línea 5 (línea verde). Cerca del parque tienes la estación “El Capricho”. 
  • Si prefieres ir en autobús, cerca paran las líneas 101 (de Canillejas a Barajas), 105 (de Ciudad Lineal a Barajas) y 151 (también de Canillejas a Barajas).

Mapa de El Capricho

Horarios

Sábados, Domingos y Festivos 

  • Del 1 de octubre al 31 de marzo: de 9.00 a 18.30
  • Del 1 abril al 30 de septiembre: de 9.00 a 21.00

Anótate bien los horarios porque, a diferencia de otros parques, no abre todos los días, tiene un aforo limitado (aunque no suele haber problema para entrar ni colas) y hay algunas normas especiales que te indicamos a continuación. 

Precios 

  • Puedes visitar el parque por tu cuenta de forma gratuita. 
  • También puedes hacer visita guiada… ¡gratis! Aquí te dejamos el enlace para reservar tu plaza. 

Normas 

  • El acceso de animales, incluso atados, no está autorizado. 
  • El acceso con bicicletas y patines no está permitido.
  • En el Jardín no se puede jugar a la pelota.
  • No está permitido comer en el interior del Jardín.

Se pasan unos tornos con seguridad, así no intentes saltarte las normas 😉

Fuentes y más información: 

Política de transparencia: Dedicamos muchísimas horas de esfuerzo (¡no solo de viajes!) a recopilar información para Con La Mochila y las Cholas. Nos gusta aportar información de utilidad y hacemos recomendaciones basadas en nuestra experiencia. En ocasiones, incluimos enlaces que nos proporcionan una pequeña comisión si compras o contratas, sin que te suponga un aumento en el precio para ti. Te podemos dar como opción alternativa algo que no hemos probado, pero nunca nunca nunca te recomendaremos algo que no hayamos probado nosotros antes ni nada en lo que no creamos.

TAGS
POSTS RELACIONADOS

DÉJANOS UN COMENTARIO

¿No encuentras algo?
¿Te gusta? ¡Síguenos!
¡Descarga nuestra guía!
Guía gratis de Costa Rica