Mirador de Unamuno, Artenara
Gran Canaria

11 pueblecitos con encanto en Gran Canaria

el
16/03/2021

Además de impresionante naturaleza, en Gran Canaria también puedes encontrar pueblecitos con mucho encanto. En este post, te enseñamos 11 que no te puedes perder.

1. Arucas

Catedral-de-Arucas

Aunque hace unos años no formaba parte de los itinerarios turísticos, cada vez son más los que no pueden pasar por alto la belleza de este pueblecito, que en realidad es ciudad. Su entramado de calles de fachadas tradicionales, su catedral (que en realidad no lo es) y la fábrica de ron más antigua de Europa son algunos de sus atractivos. 

Si eres de los que disfruta perdiéndote por callejuelas con encanto, Arucas es uno de los lugares que no podrás perderte en Gran Canaria. Planifica tu visita con nuestro post de Arucas para no perderte nada en esta espectacular ciudad con encanto.

2. Teror

Basílica de la Virgen del Pino, Teror
Un punto de obligada visita en Teror es la Basílica de la Virgen del Pino

Si hay un pueblecito que a los grancanarios nos gusta recomendar a los viajeros es Teror. No puedo ser imparcial y no sabría decir si es tan bonito como nos lo parece a nosotros. O tal vez sea que todos lo conocemos desde niños y lo asociamos al mercadillo de los fines de semana, a los paseos con la familia, a los bocadillos de chorizo con un Clipper de fresa y a jugar con el agua en el manantial. Historias y recuerdos aparte, Teror es uno de los pueblecitos más recomendables para incluir en tu viaje a Gran Canaria.

Un punto de obligada visita en Teror es la Basílica de la Virgen del Pino. La Basílica es lugar de peregrinación al que los devotos (y también los no devotos) se acercan caminando cada 7 de septiembre, víspera de la Festividad del Pino. Desde la Basílica, merece la pena perderse por sus calles con los tradicionales balcones canarios de madera y sus casitas de colores. 

Además, en Teror podrás descubrir la coqueta Plaza Teresa de Bolívar. Aquí encontrarás múltiples detalles para entretenerse con las fotos, y el Monasterio del Císter, de finales del siglo XIX. Como colofón, hay que visitar la Fuente Agria. Este manantial en Teror tiene la particularidad de que sus aguas brotan con gas. Puedes comprobarlo tú mismo bebiendo directamente del manantial (o mejor, desde el grifo habilitado para poder beber con total seguridad). 

A pesar de todo, ninguna visita a Teror está completa si no se prueba su gastronomía tradicional. Los bocadillos de chorizo de Teror (una especie de sobrasada, para que nos entendamos) y las morcillas dulces son su máximo exponente. 

3. Gáldar 

Casino de Gáldar
Interior y exterior del Casino de Gáldar

Continuamos con nuestra lista de lugares con encanto en Gran Canaria y nos dirigimos hasta Gáldar. En apenas unas horas en esta pequeña ciudad del norte de la isla, podremos hacer un recorrido súper completo, descubriendo su precioso casco histórico, admirando una de las principales muestras de arte rupestre de los aborígenes canarios y visitando el drago más antiguo de la isla de Gran Canaria, con más de 300 años. 

Sin duda, el yacimiento arqueológico de Cueva Pintada es uno de los más impresionantes y completos de la isla, a pesar del pequeño tamaño de la cueva pintada propiamente dicha. Muy cerca del yacimiento se encuentran la plaza y la Iglesia de Santiago Apóstol, el drago más antiguo de Gran Canaria (en las antiguas oficinas del ayuntamiento, hoy oficina de Turismo) y el Teatro Consistorial. 

Ya alejándonos de la ciudad y adentrándonos hacia el interior de la isla, merece la pena visitar el conjunto histórico de Barranco Hondo y los pequeños pueblecitos de casas cueva. 

4. La Aldea de San Nicolás

Playa de la Aldea de San Nicolás

De los lugares incluidos en esta lista, la Aldea de San Nicolás es probablemente el pueblecito más alejado de los circuitos turísticos y es que su localización lo ha mantenido aislado durante mucho tiempo, no solo para los turistas sino también para los grancanarios. 

La Aldea de San Nicolás es parada obligatoria si haces la tradicional excursión de “dar la vuelta a la isla”. Es un lugar estupendo para estirar las piernas y dar un paseo o tomar un café o un tentempié frente al mar, siempre que no haga demasiado viento, ya que es una zona muy ventosa. 

En este pueblecito podrás pasear por sus humedales, darte un chapuzón en sus playas de rocas, descubrir un charco con una fiesta especial y conocer sus búnkeres de la Segunda Guerra Mundial (sí, sí, son de la Segunda Guerra Mundial y no de la Guerra Civil). 

Desde la Aldea de San Nicolás, merece la pena acercarse hasta el mirador del Balcón, un espectacular mirador en lo alto de la montaña con vistas hacia los acantilados y hacia el mar. Si el día está despejado, además, podrás ver la isla de Tenerife. 

Como curiosidad, merece la pena mencionar que, antes de la construcción de la autopista hace unos años, la carretera que va hacia el mirador era la única que conectaba este pueblecito costero con el norte de la isla. Con frecuencia se veía afectada por lluvias y desprendimientos, haciéndola una carretera muy peligrosa. Hoy está prohibido pasar más allá de los miradores. 

Descubre la tradicional Fiesta del Charco y organiza tu visita a este pueblecito grancanario en nuestro post sobre la Aldea de San Nicolás

5. Artenara

Mirador de Unamuno con vistas hacia la “tempestad petrificada”, en Artenara

A aproximadamente una hora desde Las Palmas y una hora y media desde Playa del Inglés, se encuentra Artenara, un pueblecito del interior de la isla desde el que disfrutar de unas impresionantes vistas de las montañas de Gran Canaria. 

Además de un casco histórico encantador, impresionantes miradores y tradicionales casas cueva, en Artenara se encuentran algunas de las cuevas únicas que forman parte de las montañas sagradas de Gran Canaria, incluidas en 2019 en la lista de Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO. 

Si te interesa conocer mejor las tradiciones de los aborígenes canarios y entender el valor arqueológico de estas cuevas, merece la pena visitar el Centro de Interpretación de Risco Caído, donde se encuentra una réplica de la singular cueva C6. 

En tu visita a Artenara, no te pierdas la Iglesia de San Matías, la Capilla de la Virgen de la Cuevita y las impresionantes vistas de la “tempestad petrificada” desde el Mirador de Unamuno. 

6. Tejeda

Tejeda, Gran Canaria
Vistas desde Tejeda
Vistas desde la Cruz de Tejeda

A menos de 10 km de Artenara, se encuentra Tejeda, otro pueblecito encantador del interior de la isla e incluido en la lista de los Pueblos Más Bonitos de España. Localizado en la caldera del mismo nombre, destaca por su orografía escarpada y sus casitas blancas con impresionantes vistas al Roque Nublo y al Roque Bentayga. 

Además de perderte por sus callecitas con encanto, en Tejeda podrás visitar la iglesia de Nuestra Señora del Socorro de principios del siglo XX y disfrutar de deliciosos pasteles de almendras (te recomendamos la tradicional pastelería “El Nublo”). Muy cerca de Tejeda, se encuentran también algunos lugares con encanto como:

  • el Charco de la Paloma, una pequeña caída de agua muy cerca del pueblo y de la carretera; 
  • la Cesta, una mirador con una cesta súper instagrameable con vistas al Roque Bentayga (ten en cuenta que puede haber cola para sacarse la tradicional foto) y
  • la Cruz de Tejeda, el epicentro geográfico de la isla de Gran Canaria y con unas impresionantes vistas del escarpado interior de la isla y de Tenerife en los días despejados. 

7. Agaete

Vistas de las piscinas naturales de Agaete al atardecer

Agaete, con sus casitas blancas y azules y sus atardeceres de ensueño, es uno de los pueblecitos marineros más bonitos de Gran Canaria. Además de pasear por su avenida disfrutando del sonido y el olor del mar con vistas a los impresionantes acantilados, merece la pena acercarse a conocer las piscinas naturales. Aquí podrás darte un chapuzón y, por qué no, esperar la llegada del atardecer con algo de picar. 

En esta misma zona se encontraban tradicionalmente Las Salinas, documentadas desde el siglo XVII. Aquí se obtenía la sal de forma tradicional aprovechando los charcos naturales. Si continúas avanzando por la avenida hasta la playa y la zona del puerto (desde aquí salen los barcos que van a Tenerife), podrás observar el Dedo de Dios. Esta formación basáltica que sobresale del mar perdió su tradicional forma de dedo tras una tormenta tropical en 2005. 

En Agaete, se encuentra también el Parque Arqueológico del Maipés de Agaete, un cementerio de los aborígenes canarios, con enterramientos con más de 1300 años de antigüedad. Debido a la Covid-19, este yacimiento se encuentra actualmente cerrado. Si te interesa incluirlo en tu ruta, te recomendamos informarte con antelación, por si hubiera modificaciones desde la preparación de este post. 

Menos conocido y a unos 26 km de la costa de Agaete, aunque perteneciente al mismo municipio, se encuentra un pequeño pueblecito llamado El Hornillo, con una pequeña iglesia y casas construidas en las cuevas de la montaña. Si quieres tranquilidad, un lugar diferente y no te importa apartarte unos kilómetros de los recorridos habituales, merece la pena echarle un ojo a este lugar, desconocido incluso para muchos grancanarios.

8. Barrios de Telde: San Francisco y San Juan 

Telde no es un pueblecito, es una ciudad, con más de 100.000 habitantes y con todos los servicios e infraestructuras propios de una ciudad. 

Sin embargo, en algunos de sus barrios aún se respira la tradición de los pueblecitos canarios. Continúa siendo un placer perderse por sus preciosas calles adoquinadas, disfrutando de las casitas de estilo colonial y sentirse trasladado a otros tiempos. Este es el caso de San Francisco y San Juan. Merece la pena dedicar un par de horas a estos dos coquetos barrios aledaños, conocer la Basílica de San Juan Bautista, la Ermita de San Francisco y la Casa-Museo de León y Castillo, entre otros muchos lugares con encanto. 

9. Firgas 

Firgas es un pueblecito de casas tradicionales y con unas impresionantes vistas panorámicas al barranco de Azuaje. En una hora aproximadamente, podrás visitar este coqueto pueblecito grancanario de interior. En él, no puedes perderte la iglesia de San Roque, la acequia real (con más de 500 años de historia), el molino y, sobre todo, los fotogénicos paseos de Gran Canaria y de Canarias. 

Al otro lado del pueblecito, se encuentra el Mirador de las Madres (se puede ir en coche), con unas increíbles vistas al barranco de Azuaje. Precisamente, si dispones de tiempo y te apetece adentrarte un poco en la laurisilva de Gran Canaria, esta es una de las rutas más recomendables. 

Si te pica la curiosidad, pero no dispones de demasiado tiempo, también puedes hacer solo parte de la ruta. Justo al comienzo, verás las ruinas del antiguo Balneario de Azuaje. Puedes continuar avanzando hasta que consideres y luego dar la vuelta. En aproximadamente una hora, podrás llevarte una bella estampa de la ruta. 

10. Agüimes 

Si te alojas en la zona de Meloneras o alrededores, es probable que hayas visto un impresionante hotel que parece una iglesia. El hotel Villa del Conde de Meloneras está inspirado en la preciosa iglesia de San Sebastián, en Agüimes. 

Sin embargo, el casco histórico de este pueblecito grancanario tiene más que ofrecer. Su entramado de callejuelas con casitas de colores y piedra es un pequeño museo de esculturas. Pasear por sus calles, sin prisa, fijándose en los pequeños detalles y disfrutando del momento es un auténtico placer. 

Si te alejas de Agüimes hacia Ingenio, podrás disfrutar de unas preciosas vistas de todo el pueblo. Si tienes algo más de tiempo, puede ser un buen plan ir a comer a uno de los muchos restaurantes-cueva de Guayadeque (a mí me gusta mucho este). Otra opción es acercarte a conocer el popular Barranco de las Vacas o terminar el día dándote un chapuzón en el Zoco Negro, un lugar estupendo para el snorkel, incluso para los más pequeños de la casa. 

11. Puerto de Mogán

A pesar de no ser un pueblecito como tal, el Puerto de Mogán no podía faltar en esta lista. Además de tener una playa de aguas cristalinas y tranquilas donde casi siempre luce sol, Mogán es probablemente más conocido por su zona de “casitas” blancas con puertas de colores, por sus canales de agua salada y por sus jardincitos con hibiscos y buganvillas que trepan por las paredes.

Aunque no es un pueblo (las casitas son alojamientos turísticos), desde que me alcanza la memoria, Mogán ha tenido esas casitas de colores y esos canales de agua salada. Aún cuando la playa era de piedras, no había avenida y se podía acampar a la orilla del mar, esas casitas ya estaban ahí.

Sin embargo, estas no son las únicas razones para visitar el Puerto de Mogán. En el Puerto de Mogán, al final de la avenida, también encontrarás una zona preciosa de acantilados, bonita para hacer snorkel o relajarse observando a los cangrejos. Al otro extremo, podrás deslumbrarte con los espectaculares atardeceres de esta zona de la isla.

E incluso podrás familiarizarte con la cultura prehispánica de Gran Canaria, visitando un yacimiento arqueológico casi a pie de playa, la Cañada de los Gatos. Si te interesa visitarlo, te recomendamos informarte antes, ya que en el momento de preparación de este post, el yacimiento continuaba cerrado por la Covid.

Mapa pueblecitos con encanto en Gran Canaria

Más pueblecitos con encanto en Gran Canaria

Estos son solo algunos ejemplos de pueblecitos con encanto que puedes encontrar en Gran Canaria. No obstante, hay muchos más de los que podrás disfrutar en tu viaje.

A mí, personalmente me encanta pasear por el casco histórico de Santa Lucía de Tirajana, por el palmeral y por el fotogénico embalse de Tirajana. Eso sí, es más fotogénico cuando la presa tiene agua y se queda la roca en medio. Bellas estampas ofrecen también Fataga y, por supuesto, la zona de Vegueta en Las Palmas de Gran Canaria. 

¿Te has quedado con ganas de más? Échale un ojo a estos otros planes en Gran Canaria.

¿Qué hacer en Gran Canaria?

Naturaleza en Gran Canaria
Pueblos y ciudades en Gran Canaria

También puedes inspirarte o viajar con todo hecho con las excursiones que ofrece Civitatis: 

Política de transparencia: Dedicamos muchísimas horas de viajes y excursiones, pero sobre todo de preparación de información para alimentar de contenido Con La Mochila y las Cholas. Nos gusta aportar información de utilidad y hacemos recomendaciones basadas en nuestra experiencia. A veces también incluimos como opción otros planes alternativos que pensamos que pueden ser interesantes para otros viajeros.

Las propuestas que te hacemos pueden incluir enlaces de afiliación, que nos proporcionan una pequeña comisión si compras o contratas. Esto no supone ningún aumento del precio para ti y a nosotros nos ayuda a mantener el blog y evitar banners o publicidad intrusiva, así que si decides hacer clic y contratar, ¡te lo agradecemos un montón! 🙂

TAGS
POSTS RELACIONADOS

DÉJANOS UN COMENTARIO

¿No encuentras algo?
¿Te gusta? ¡Síguenos!
¡Descarga nuestra guía!
Guía gratis de Costa Rica